EuropaPress Blog

No Todos los Gais son Locas

Posted on: 27 febrero, 2015


¿Qué parte del ADN gay hace que este camine contoneándose de manera menos simple que el hombre pero con más sabor que cualquier mujer?

Gay

¡¿Qué tienen de malo los gais?!

Quizá debería llamar al sector, grupo LGBT o LGBTI, pero es que no, en esta ocasión y además por la dinámica del texto, me voy a referir a los gais, esos seres que nacieron con unas condiciones físicas sobresalientes, precisamente en los aspectos que menos desearon; y puntualizo complementariamente, los gais no bisexuales.

“Esos seres que por más que se resistieron “dentro del armario” su ritmo les delataría por las aristas de su falsa hombría”

Sin importar lo que seas o aparentes, no tiene nada de malo que te guste un hombre, una mujer o los dos; como no tiene nada de malo que te guste un bajo, un alto, un flaco, gordo, negro, blanco, amarillo o verde; con quien te copie puedes estar y mantener las relaciones que quieras mientras no afectes de manera tácita la seguridad o sexualidad de tus demás congéneres.

EL ACERCAMIENTO COMO RESPETO SOCIAL, NO SEXUAL

En Colombia y quizá más en ciudades cálidas como Cali, sucede una cosa muy especial con las relaciones sociales; vamos a hablar de la distancia social y la distancia física.

Según estudios sico-sociales, las personas consideramos como nuestro espacio vital y reservado un total de metro y medio a nuestro alrededor. Admitimos en dicha área a los demás según unas normas sociales muy sutiles, aunque es cierto que se matiza según las culturas.

Ejemplo, entre los latinos nos permitimos un mayor acercamiento de las personas sin que se presente incomodidad, mientras que en las sociedades nórdicas se mantiene la distancia.

Muchos extranjeros aquí reconocen e incluso llegan a asumir ese ánimo de cordialidad aunque les parezca intransigente, pero, pocos de los nuestros son consientes de, eso, las distancias para según qué momentos y personas; y mucho menos sospechan que por lo menos algunos de nosotros mismos (los de la misma región) queramos preservar, por lo menos, un (1) metro de distancia que, ni mucho menos significa desprecio, significa simplemente un “pelin” de respeto.

Es así entonces como nos encontramos haciendo una fila (cola) para el autobús o el banco, y el que viene detrás parece que nos “soba” y que está a punto de darnos un beso en el cuello. Es más, puede llegar a profanar nuestro turno, consiente o inconscientemente.

Estos tres párrafos anteriores básicamente para poner en contexto el asunto del respeto por encima de cualquier gusto o tendencia, incluido los gustos y tendencias sexuales; presupongo que desde el principio está claro la necesidad que opone el carácter del ADN, para que intervenga el respeto de ambas partes.

Durante varios años anduve por hoteles y países, compartiendo con amigos y conocidos heteros y homos, experiencias artísticas invaluables, pero también comprobé que las mujeres me gustan más que alimentarme.

Tuve la suerte de no pasar experiencias desagradables con desentonados enamorados de mi mismo sexo para bienestar grupal y personal, gracias a lo cual hoy tengo a mi haber un mayor rango de amistades incondicionales.

Con el paso del tiempo ganamos confianza y en lo profesional hemos obtenido entre unos y otros, valoraciones adultas y experticias, por ejemplo en lo estético, un asunto muy legal y propio en los temas artísticos y plásticos.

NO TODOS LOS GAIS SON LOCAS

Plenamente vivo y converso con mis amigos sobre una variedad de temas de la vida que, con ciertas personas que no comprenden del todo los caracteres sexuales, no podría; y llego a concluir que el resto de mis amigos son unos limitados sociales.

Y también estamos seguros que no todas las personas del grupo LGBTI sirven para integrar una sociedad que puede que en un futuro sea perfecta en estos menesteres.

Uno de los temas ideales en cualquier sociedad, refiere a la “clase” que puedan tener los individuos. Aclaremos que la “clase” no la da el dinero y puede que sea innata.

Ya sumergidos en una conversación que involucra el profesionalismo de los artistas del grupo, llegamos a la conclusión que:

“los gays no tienen nada de malo, y no todos los gais son locas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 1.688 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: