EuropaPress Blog

Las mañanas de un SI y una sonrisa. Salvemos el bienestar.

Posted on: 2 junio, 2016


bienestar neuromarketingSe nos ha permitido abrir los ojos en este universo y no es en vano, no es para insistir buscando el sufrimiento y la muerte. Estamos en este plano: tiempo espacio, para abrir los ojos y la sonrisa no solo a los seres visualmente activos sino a las demás cosas aparentemente inanimadas, y a lo otro, lo que no perciben tácitamente nuestros sentidos.

Es un error ante el que hay que reaccionar en cada momento, predisponer una opinión sobre las personas que vemos o encontramos. Por lo regular luego nos damos cuenta que la persona de la que supusimos una opinión resulta ser algo totalmente distinto a lo que “aparentaba”.

Es preciso ser conscientes de que la mente nos juega malas pasadas, que la mente es rebelde en ciertas cosas, y que el cerebro nos hace olvidar el bienestar temporalmente. El cerebro es insistente en hacernos equivocar y caer en el hoyo, del que por lo regular salimos.

El cerebro en cuanto a las emociones es una bandeja inquieta de químicos que se mueven, chocan y reaccionan, y que solo un nivel de control de nuestra corteza cerebral (raciocinio) puede tornar a su lugar los elementos. Pero, ¿y el tiempo perdido?

“No estás deprimido, estás distraído” -Facundo Cabral-

Es preciso forjar una sonrisa todo el tiempo posible porque emana signos positivos para sí y para quienes te ven. Disminuye posibilidades de “caerle mal a los otros”, contrarresta iniciativas de odio y adorna cualquier ambiente.

El positivismo NO es una mala práctica, el positivismo y la intención trabajan para la “suerte”, que aparece cuando menos la esperas, fruto de diversas energías tuyas y de otros. Mientras tanto el positivismo y la intención te sacan adelante cada día.

Acuéstate cansado, sino, has una reflexión antes de dormir, predispondrás al alma y al cuerpo a un mejor descanso, recuerda que descansar hace parte de recobrar energías y de vivir.

Para obtener un resultado tanto negativo como positivo debes actuar en consecuencia y de manera repetida, en acción y pensamiento, pero NO DEBEMOS ACTUAR NEGATIVAMENTE. Es más simple, debemos actuar naturalmente y con pro-positividad.

El cerebro es un órgano de acción y por lo regular no entiende el NO. Por tanto es más fácil ser positivamente propositivo. Actuar en consecuencia con el bien propio, el de los demás y todo lo que nos rodea.

Podemos influir nuestro cerebro con palabra y acción y debemos hacerlo positivamente. Podemos controlar las reacciones neurológicas con disciplina y constancia, con prácticas de reflexión permanentes y diarias, y con oraciones, porque la palabra es obra, intención y mandato.

¡SALVA TU BIENESTAR CADA DÍA!

#AlesGutiérres

@Fuvublonde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.700 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: